¿Cómo puedes mejorar tu autoestima?

ALMUDENA LOBATO - PSICOLOGÍA PARA TU VIDA

¿Cuánto te estimas?

¿Cuánto te estimas? ¿Qué respondes a esta pregunta? Y si te pidiera que evaluaras cuánto te estimas del uno al diez, ¿qué valor te darías? Seguramente te digas a ti mismo “pues según…” Y ahora párate a pensar, ¿según qué?

Todos tenemos una relación con altibajos con nosotros mismos, unas veces nos sentimos fenomenales y otras veces lo vemos todo negro. Hacemos depender nuestra autoestima de muchos factores diferentes… de la opinión de los demás, de las consecuencias de nuestras decisiones y acciones, de lo que conseguimos o perdemos, de lo que tenemos o nos falta, de nuestro estado emocional, de las circunstancias… Depender de todos estos factores cambiantes, nos hace tener una autoestima extremadamente voluble y frágil.

En general nos cuesta vernos de forma independiente a aquello que nos rodea. No sólo nos influye lo externo (esto es normal) sino que en ocasiones limita nuestra autoestima haciéndola depender de ello. Vivimos hacia fuera y nos olvidamos de vivir hacia dentro.

Nos vemos como un resultado o producto y no como una persona completa y en constante evolución.

 

La forma en la que te percibes y valoras

No estamos dentro de una burbuja y el mundo y el tipo de sociedad en que vivimos modela la forma en la que nos percibimos y valoramos.

A menudo, la forma en la que una persona se valora tiene algunas (o muchas) de las siguientes características:

  • Más importante que quién somos es cómo creemos que somos. Da igual cuantos aspectos positivos puedas tener, si crees que no eres suficiente, te percibirás desde ahí. Cómo te percibes y te hablas a ti mismo es muy importante en la imagen que terminas creyendo de ti, cuida tus palabra, háblate con cariño.
  • Lo que nos dijeron que éramos repetidas veces, lo incorporamos a nuestra imagen. Que te lo hayan dicho mucho, no significa que sea cierto ni que no puedas cambiarlo. Ni los demás tienen la verdad absoluta, ni tú eres tu reflejo eterno del pasado. Cuestiona aquello que te dicen los demás y te hiere, que no te ayuda ni te mejora, y trata de darte cuenta de que tú no eres lo que piensan los demás, eres mucho más.
  • Una parte de quien creemos que somos lo dejamos en manos de los demás. Si tú no haces el esfuerzo de escucharte y conocerte bien, te resultará difícil poder atender a tus necesidades y ayudarte a ti mismo, siendo más vulnerable a depender de los demás.
  • No nos vemos de forma completa. Nos juzgamos a partir de partes de nosotros, especialmente de las que menos nos gustan. Somos un todo y en cada uno de nosotros hay partes que no nos gustan, pero también hay otras maravillosas. El conjunto de todo aquello que somos, nos convierte en un ser humano único y extraordinario.
  • Nos identificamos con la imagen actual. El yo soy así no existe, todos cambiamos y evolucionamos, tenemos la capacidad de desarrollarnos y mejorar. Quien eres hoy, solo es una parte de quien puedes ser.
  • Confundimos quienes somos con qué hacemos y conseguimos. Tus logros son fantásticos, pero no te definen. Tus fracasos tampoco. No eres una estantería llena de trofeos, lo más valioso de ti tiene que ver más con tu actitud, tu esfuerzo y empeño.
  • Tratamos de llenar nuestro interior desde fuera. Cuando nos valoramos en función de aquello que poseemos, depositamos nuestro valor fuera de nosotros (una casa, un coche, un vestido bonito, un selfie atractivo, un like, un cuerpo de 10…). Como en un pozo sin fondo, conseguiremos una satisfacción momentánea pero una insatisfacción permanente. Por mucho que tratemos de llenarlo desde el exterior, nada es suficiente cuando tienes que demostrarte cada día quien eres en cada uno de tus pasos. Tu autoestima solo puede crecer desde lo más profundo de ti.
  • Necesitamos que nos quieran para sentirnos valiosos. El amor que cada día tenemos que cultivar es el propio y ese será el que podremos compartir con los demás.  Tratar de llenarnos desde el amor de otro, lleva a depender de los demás, se pierde la capacidad de escoger por la de ser escogido.

Seguro que se te ocurren más formas en las que demasiado a menudo depositamos nuestra autoestima lejos de su lugar, nosotros. Anímate a compartirlas en comentarios, me gustará saber tu opinión.

¿Cómo puedes mejorar tu autoestima?

Tu autoestima evoluciona contigo. Cada día es un buen momento para entrenarla y ayudarte a reconocerte y sentirte valioso, no por ser perfecto o por ser lo que los demás esperan de ti, sino por quién eres.

Para que puedas comenzar a entrenar tu autoestima he confeccionado el Ebook “¿Cómo mejorar tu autoestima?” que te puedes descargar de forma gratuita AQUÍ.

Cuando te miras sin juzgarte, comienzas a valorarte.

¡Hola! Soy ALMUDENA LOBATO, fundadora de Psicología para tu vida.

Te doy la bienvenida a Psicología para tu vida, un espacio para tu desarrollo personal y profesional.

Eres BIENVENIDO/A al camino que te llevará al mejor lugar del mundo, .

Puedes volver aquí siempre que quieras y desees encontrarte contigo y cuidarte. En esta pequeña-gran TRIBU que formamos, hay un lugar especialmente reservado para ti. Deseo que te sientas como en tu CASA.

JUNTOS avanzamos más y mejor.


Post relacionados:

Deja una respuesta